Estás en: > > La Bienal Martínez Guerricabeitia selecciona las obras de Jordi Ribes y Enrique Zabala

La Bienal Martínez Guerricabeitia selecciona las obras de Jordi Ribes y Enrique Zabala

Bienal. El desagüe

Bienal. El desagüe

Los dos óleos enriquecerán la colección Martínez Guerricabeitia de la Universitat de València

El Patronato Martínez Guerricabeitia ha seleccionado de entre las 20 obras participantes en la 10 Bienal Martínez Guerricabeitia, Contra Natura, las obras El desagüe de Jordi Ribes y la Serie Rangali de Enrique Zabala. Estas obras pasarán a formar parte de la colección de arte contemporáneo donada por el empresario Jesús Martínez Guerricabeitia a la Universitat de València.


El Patronato ha valorado, en palabras del director de actividades y comisario de la Bienal, Vicent Sanz, "la adecuación de las dos obras al lema de la Bienal, la calidad estética y técnica de las mismas, y la sintonía de ambas con la filosofía de la colección Martínez Guerricabeitia de la Universitat de València".


Además las dos pinturas seleccionadas son dos óleos que carecen de una lectura única, que reproducen escenarios naturales aparentemente idílicos pero que en el fondo alertan de todo lo contrario. También ambas escogen como protagonistas a figuras femeninas de las que desconocemos el rostro porque parecen abstraídas por un espacio que debería ser idílico pero que se percibe perverso.


Jordi Ribes, El desagüe (2008), un óleo sobre lienzo de 1,90 x 1,90 cm., ilustra, a través de un estilo figurativo, colorista y sencillo, dos niñas jugando en un paisaje natural, pero una lectura más atenta permite descubrir que la bucólica imagen de un espacio natural tan colorista no lo es tanto, que lo ingenuo convive con lo maligno, porque el agua del río procede de un desagüe. Eso explica que los árboles de alrededor que se alimentan de esta agua estén muertos; que las hierbas que rodean el supuesto arroyo sean también extrañas y hasta la luz crepuscular que envuelve la escena infantil genera inquietud. Además las dos niñas, que bien podrían ser muñecas o autómatas, carecen de rostro lo que contribuye a generar todavía más zozobra. Esta obra ha sido propuesta por la prestigiosa galería barcelonesa Senda.


Por otra parte, la Serie Rangali 2009, de Enrique Zabala, óleo sobre lienzo de 1,70 x 2,50 cm., plantea el mito del destino turístico paradisíaco en Rangali, en las islas Maldivas. En la obra, en la que se aplican técnicas de fotorrealismo, aparece la imagen de una joven que mira al horizonte desde la barca. La tonalidad del cuadro aleja al espectador del colorismo de la isla exótica. La joven está sumida en un clima lúgubre y tenebroso, en lo que parece una clara invitación para que el espectador reflexione acerca del consumismo, lo que significa la explotación humana de los paraísos turísticos y la idea de viajeros inmovilistas que se alejan cada año decenas de miles de kilómetros de su hogar para sumergirse en un complejo turístico regido por las mismas reglas de su mundo occidental. La galería valenciana Rosa Santos ha sido la encargada de proponer esta obra al comité de selección de la Bienal.


El jurado de la Bienal, que ha elegido ambas obras por unanimidad, está integrado por el pleno del Patronato que lo componen: el rector de la Universitat de València, Francisco Tomás Vert; el vicerrector de Cultura, Rafael Gil, los vocales del Patronato: Amando García, Román de la Calle, Ramón Lapiedra, Chema López, José Martín, José Pedro Martínez García, Carlos Mataix Beneyto, Joaquín Michavila Asensi y Francisco Sebastián; el director de Actividades de Patronato, Vicent Sanz; la secretaria general de la Universitat de València, Maria

Fecha de actualización: 22 de Abril de 2010

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadística y para mejorar su navegación. Más información

Aceptar / Acceptar